HEMATOLOGIA

Los trastornos hematológicos pueden surgir a partir de alteraciones genéticas adquiridas en células neoplásicas, que ocurren al azar y a partir de una única célula se transmiten a su descendencia de forma clonal, o bien a partir de alteraciones constitucionales, en que la persona ha nacido con una mutación presente en todas las células de su organismo. Dichas alteraciones genéticas pueden resultar en una enfermedad benigna o en cáncer. En muchos casos, las enfermedades hematológicas benignas requieren del estudio genético para el direccionamiento diagnóstico preciso, del tratamiento más adecuado y el asesoramiento genético a las familias. Por otra parte, y si bien los tumores hematológicos o cánceres hematológicos son de presentación rara, las personas en riesgo de portar los genes predisponentes a enfermedad neoplásica son susceptibles del análisis de ciertos genes para tomar medidas preventivas, de detección temprana o de tratamiento.

  1. SINDROMES DE FALLA MEDULAR.
  2. TROMBOFILIAS HEREDITARIAS.
  3. ANEMIAS HEREDITARIAS.
  4. HEMOCROMATOSIS HEREDITARIA.
  5. LEUCEMIAS.
  6. LINFOMAS.
  7. OTROS ESTUDIOS GENÉTICOS POR SOLICITUD.